Navidad, Año nuevo, sin los que más queremos.

A veces son los momentos más especiales los que pensamos en tener siempre a nuestro lado las personas que más queremos, cada vez que los recordamos nunca deja de palpitar el corazón, por cada sueño, cada meta cumplida, cada momento especial compartido, y cada instante que faltó por vivir.

Afrontar la muerte de quienes más queremos nunca ha sido fácil, y nunca lo será, mucho menos cuando se acercan los momentos que más no hacen recordarlos, un cumpleaños, un almuerzo en familia, la Navidad, el Año nuevo; sabemos que es la ley natural y que la vida sigue, y que al final el tiempo pone todo en su sitio; pero nosotros lo sabemos, diciembre, tiene una silla vacía.

 Like Leer más